Compramos todas sus joyas que lleven al menos un diamante de 0,50 quilate, +/- 5,5 milímetros de ancho, que podéis medir con cualquier regla sencilla. Si tenéis un lote de varias joyas y solo una parte de ellas no cumplen con los requisitos, se las compraremos igualmente.