Muchas empresas certificadoras de diamantes existen en el mundo, pero no todas se equivalen.

Los certificados tienen valor solamente a partir del momento en que son reconocidos por nuestra profesión. Los certificados emitidos por gemólogos independientes o joyeros no tienen valor para nosotros.

Las dos más importantes y reconocidas por los profesionales, son el “GIA” – Gemological Institute of America y “HRD” – Hoge Raad loor Diamant, en Amberes. Las demás pueden ser unas buenas referencias pero no tanto como estas dos y requieren nuestra comprobación.

GIA (Gemological Institute of America), Trabaja para todo el mundo.

HRD, (Hoge Raad voor Diamant),Trabaja para todo el mundo.

IGI (International Gemological Institute), Trabaja para todo el mundo.

IGE (Instituto Gemológico Español) España.

Gübelin, Trabaja para todo el mundo.

AGL (American Gemological Laboratories), USA

AGS / UL (American Gem Society partnering with UL), Trabaja para todo el mundo.

GRS (Gem Research Swiss Lab), Trabaja para todo el mundo.

DSEF (Deutsche Stiftung Edelsteinforschung), German

SSEF (Swiss 
Gemological Institute), Suiza

Lotus, Tailandia

JGGL (Japan Germany Gemmological Laboratory), Japon

CISGEM, Italia

IIDGR, Trabaja para todo el mundo.

NEL, Holanda
IGM (Madagascar)

IGTC, China
GCI Moscú
IGM (Monaco)
IGI (Istituto Gemmologico Italiano) LFG, Francia

Los certificados emitidos por gemólogos independientes o joyeros no tienen valor para los Diamantistas profesionales.

Nosotros valoramos, con nuestra experiencia, la calidad de sus diamantes, sin necesidad de enseñarnos ningún certificado de vuestros diamantes.

Hay 4 criterios de evaluación de un Diamante (Las famosos 4C’s)

Los 4 criterios de evaluación del diamante son definidos en inglés como 4 C: Cut – Carat – Clarity – Color

Estos 4 criterios del diamante se traducen en español como: Acabado de la talla – Peso – Pureza – Color

Acabado de la talla:

Se refiere a los ángulos y a las proporciones de un diamante. En base a fórmulas científicas complejas, un diamante muy bien tallado reflejará la luz de una faceta a otra (como un espejo) y la dispersará, la reflejará por la parte superior del diamante (por la tabla). Si el diamante está muy bien tallado, tendrá entonces un brillo óptimo, hablaremos de fuegos del diamante. Un diamante puede tener también una talla demasiado aplanada o demasiado gruesa. En estos casos la luz no será reflejada de modo óptimo y el brillo del diamante se verá afectada.

Peso:

El peso de un diamante se expresa en quilates: 1 quilate equivale a 0,20 gramos. Un quilate puede estar dividido en 100 puntos. Un diamante de 0,75 quilates es igual a un diamante de 75 puntos y es igual a un diamante de 3/4 de quilate. La industria del diamante utiliza diferentes tipos de balanzas para medir el peso de los diamantes. El quilate es una medida que se aplica también a otras piedras preciosas y piedras finas. El quilate de las piedras preciosas no tiene nada que ver con el quilate de las aleaciones de oro y no deben confundirse. Un diamante que pese 0,9990 se anuncia como de 1,00 quilates y otro que pese 0,9989 se anuncia como de 0,99 quilates.

Pureza:

Los diamantes con pocas o ninguna inclusión son muy raros y por ello son muy caros. Estas inclusiones pueden parecerse a cristales, a nubes o a hilos o penachos minúsculos. Las normas internacionales establecen que un diamante es considerado puro a partir del momento en que el ojo de un experto no descubre ningún defecto con una lupa de 10 aumentos (10 veces). Se ha establecida una escala de pureza con el fin de clasificar el diamante según su grado de pureza. Esta escala comprende los grados de pureza siguientes: Flawless / Internally Flawless (Puro), VVS1 o VVS2 (inclusiones muy, muy pequeñas), VS1 o VS2 (inclusiones muy pequeñas), SI1 o SI2 o SI3 (pequeñas inclusiones) y P1, P2 o P3 (Picado).

Color:

La industria del diamante utiliza escalas de color con el fin de clasificar los diamantes. El color de un diamante tiene un impacto significativo sobre su precio. La escala de color se extiende de la D a la Z, de sin color (incoloro) a color amarillo claro. La escala comienza con D como Diamond (Diamante en español), no hay « A », « B » o « C ». Le aconsejamos escoger un diamante cuyo color esté comprendido entre « D » e « I ». Existen también diamantes de todos los colores: azul, rojo, rosa, verde, amarillo, negro, champaña, coñac, etc… Algunos son muy raros: el rojo, el verde, el azul, etc…

Los factores que determinan el valor de un diamante están simbolizados por estos 4 criterios. Si uno de estos cuatro criterios no es conocido, el valor de ese diamante no podrá ser determinado de manera precisa: son indisociables.

Atención a estos términos: « Clarity enhanced » y « Color enhanced que figuran a veces en los certificados.

 Clarity enhanced significa que usted está en presencia de un diamante cuya pureza ha sido modificada con el fin de mejorarlo, este término es anotado por regla general en el certificado en « Comentarios (« Comments » en inglés), su precio tiene una reducción muy importante.

 Color enhanced significa que está usted en presencia de un diamante cuyo color ha sido modificado con el fin de mejorarlo, este término es anotado por regla general en el certificado en « Comentarios » (« Comments » en inglés) o en la línea « Color », su precio tiene una reducción muy importante.