Compramos cualquier tipos de diamantes, de todos los tamaños y calidades, a partir del momento que estén sueltos (sin montar). También podemos sacar los diamantes de sus joyas, para recuperarlas, o venderlas por separado.